Yoga: postura de la cobra

Parecida a la postura de la esfinge es la postura de la cobra o Bhujangasana, que es beneficiosa para la zona dorsal y pectoral. Si bien es una posición que puedes hacer en casa o en cualquier otro lugar tranquilo, es conveniente solo para quienes tienen un conocimiento previo de Yoga.

Para realizarla tienes que echarte boca abajo en el suelo -siente como se apoyan los empeines y las piernas- y presionar el suelo con tus muslos, como si quisieras pegarte a él.

Apoya tus manos en el suelo a la altura de tus hombros, lleva tus hombros hacia la cintura y estira el cuello con suavidad unos 20 cm hacia adelante, pero con la mirada fija en el suelo.

Mantén tus piernas y pies fijos, y empieza a empujar el suelo con tus manos y a extender el pecho hacia delante. No levantes los brazos, sino mantener los codos flexionados y pegados al tronco. Si te duele en la zona lumbar, coloca un cojín debajo de la pelvis. Si aún así esta postura te resulta muy difícil, entonces intenta con la de la esfinge.

Atención, no practiques esta pose si tienes problemas en la zona lumbar, y trata de no llevar el cuello muy hacia atrás para que no se compriman sus vértebras.

Comentarios
Carlos dice:

Hola me recomendaron este ejercicio para mejorar mi postura pues tiendo a jorobarme un poco es verdad que funciona para esto?